Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2008.

Bienvenido 2008

  Con la tradicional ceremonia de las doce uvas al son de las campanadas, que para aquellos que no lo sepan deciros que esta tradición data de principios del S.XX en que se instauró propiciada por un excedente del susodicho fruto, damos la bienvenida al año 2008 que comienza. Con nuestros mejores deseos de amor, paz y felicidad para aquellas personas que queremos y que tenemos la ocasión de decirselo recibimos el nuevo año. Que bonito es el simple hecho de demostrar una persona que la tienes en tu corazón con el simple detalle de desearle lo mejor.

  El 2007 se ha ido con un halo de confusión tras de sí que no deja lugar a dudas, en mi modesta opinión, que son tiempos revueltos los que estamos viviendo. Hay mucho movimiento en el interior de las personas y esto inevitablemente se refleja en el exterior. Las estructuras de poder que rigen nuestro querido planeta Tierra adolecen cada vez más de una caducidad evidente que hace que pierdan fuerza y al tratar de agarrarse a una posición en la que están instauradas desde hace mucho tiempo posibilitan el estado de confusión del que hablo y que es a su vez caldo de cultivo para que los radicalismos encuentren resurgimiento. Pero este protagonismo será leve. Es como la marabunta, como la tormenta que antecede a la calma. Una calma limpia y pura que inundará los corazones de todos dandonos consciencia de la sabiduría del amor que se halla en nuestro interior. Sí, es así, queda mucho por hacer. Nos tenemos que trabajar aun mucho. Tenemos mucho que aprender, que compartir, que aceptar, que amar. Todo empieza en uno mismo. Dentro de nosotros está la llama de la iluminación. Cada uno a su ritmo, a su manera, pero respetándonos profundamente tanto a nosotros mismos como a los demás conseguiremos el objetivo de crear un mundo mejor. Somos creadores, baterías divinas de energía inagotable que si aprendemos a conectar adecuadamente  con la fuente nuestro empuje y avance serán extraordinarios.

  Desde aquí, queridos lectores, quisiera mandar un mensaje amoroso a aquellas personas que nos dejaron este año para seguir su proceso particular de crecimiento en el más allá. Y por supuesto, a todos aquellos que compartís estas letras conmigo, desearos lo mejor. A las personas que tengo la suerte de conocer y con las que he compartido experiencias darles las gracias por lo que cada una me habéis aportado y me seguís aportando. No me queda más que desear que este año nos traiga lo que necesitamos de corazón para crecer en la sabiduría del amor universal.

Os quiero a todos.

Juan

01/01/2008 02:21. juanluna #. Bienvenida No hay comentarios. Comentar.

El otro Alex

  He estado leyendo una entrevista al director de cine español Alex de la Iglesia (con la iglesia hemos topao jeje) con ocasión del próximo estreno de su película "Los crimenes de Oxford". Es para congratularse el hecho de que, al menos de vez en cuando, se encuentre uno con ocasiones como esta en la que entre entrevistador y entrevistado se establece una especie de relación de complicidad que facilita que la comunicación trascienda y vaya más allá de los niveles puramente comerciales.

  En esta entrevista se puede adivinar que en este hombre hay mucho más de lo que se ve a simple vista y que tiene dentro una sensibilidad y un sentido autocrítico llevado con un excelente humor. Alex manifiesta abiertamente como él, ya desde pequeño, (todos sabemos que está más que demostrado que lo que le ocurre a una persona en sus primeros siete años de vida construye los cimientos fundamentales de la estructura básica del ser) actuaba haciendose el gracioso ante los mayores con la única finalidad de recibir atención y cariño ("Yo era muy pelota y muy servil para intentar caer bien a los profesores..."). Ademas admite que él es un "cobarde" porque es un tío que utiliza la comedia o la broma porque no se atreve a afrontar la realidad. El hecho de que sus películas tiendan al género de la comedia negra es un intento de, a través del humor, hacer enfasis y criticar las distintas situaciones en las que vivimos. Detrás de todo esto puedes encontrar una situación en la que si profundizas puedes sentir hasta miedo, miedo de verte reflejado en ella y ver que por dentro estás llorando. Alex es un tipo frenético, que derrocha energía y que es consciente de su eterna actividad y la ansiedad que le produce el pararse, según me transmiten sus palabras, ("...como soy consciente de ello puedo mitigar mi sentimiento de culpa."), de tal manera que hasta se agobia los domingos porque, según él, está todo demasiado parado.

  No obstante, la frase que más me ha impactado de todo la entrevista y que me ha convencido de que este hombre es consecuente con sus actos es el hecho de que dice "Para ver las cosas de verdad hay que pararlas y yo no quiero ver las cosas de verdad, por eso no quiero que paren". Lo que más me llena de aquí es su conocimiento de lo que es la cosa y a la vez el reconocimiento propio de su lugar, de donde él se situa para escapar de la realidad.

  Finalmente quisiera deciros, lectores de este blog, para aclarar posibles dudas mentales que pudieran surgir, que no he querido hacer en modo alguno apología de la obra de Alex de la Iglesia, (en mi caso particular me quedo con "El día de la bestia" y poco más) sólo he pretendido mencionar el aspecto humano que ha trascendido en una entrevista y que es, y para mí siempre lo será, lo más importante.

07/01/2008 13:55. juanluna #. Opinión No hay comentarios. Comentar.


Creer en Dios

  En estos días he reenvíado a mis contactos un powerpoint que a su vez me había envíado mi amigo Paco. Este powerpoint en particular no era de mi gusto dado que el enfoque que se le daba al asunto de la creencia y el actuar según Dios. No obstante, en mi decidida "cruzada" de compartir con los demás decidí darle curso. El resultado ha traído cierta cola como era de esperar y eso que sólo han mandado comentarios al respecto mi primo y mi amigo el "lonely planet". La verdad es que la cosa traía consigo un tufillo a religiosidad arcaica que echaba para atrás. Se mostraban argumentos de lo más banales sobre lo que supone que se hace y lo que se debería hacer con Dios. Se me viene la imagen de los asistentes a la pasada manifestación en defensa de la familia que se desarrolló en la Plaza de Colón de Madrid, como si la familia no existiera ya. No puedo evitar sentir que esto está cortado por la misma tijera, mostrando un mensaje contaminado por intereses de poder. Un mensaje separatista en vez de unionista. Un mensaje que se olvida del corazón para caer en marañas mentales y pretender indicar cual es el camino exclusivista a seguir para obtener la pretendida salvación de los pecados. En mi modesta opinión, lectores mios, la iglesia es un invento humano que está dando sus últimos estertores moribunda de ignorancia. La iglesia eres tú. Dios eres tú. Y todas las estructuras creadas en torno a esto no son más que adornos que encubren y dificultan el acceso al verdadero mensaje que tanto Jesús de Nazaret como otras almas iluminadas han ido trayendo al mundo. ¡Qué es eso de pretender presionarte con amenazas para que creas algo que ya está en ti! Todo lo que se pretenda con coacciones, todo lo que suponga una obligación unificadora en lo que se refiere a Dios es un error.

  En cuanto al comentario de mi amigo decirle que Dios no piensa, es, y allí donde vaya, allí donde esté, estará Dios, porque, querido amigo, todos estamos conectados, todos somos parte de un mismo organismo divino, celestial, energético o como quieras llamarlo. Cuando actuas lo haces buscandote a ti mismo y al buscarte a ti mismo, buscas a Dios. En lo que se refiere a los diversos yugos que mencionas yo personalmente prefiero el "yugo de naranja". Ah y también me encanta el de limón. Mi limón mi limonerooo entero me gusta más jejeje.

Abrazos a todos.

17/01/2008 16:26. juanluna #. Testimonio No hay comentarios. Comentar.

Explicar lo inexplicable

¿Cómo explicar con palabras lo que no tiene explicación? Las palabras son un mecanismo racional de comunicación que utilizamos para plasmar nuestra interpretación vital y poder compartirla con el resto del mundo. Pero cuando algo es un sentimiento y alguién te pregunta por él las palabras sobran, como todo lo demás. Lo intentas, puedes hacer gala de multitud de comparaciones, utilizar adjetivos sublimes, metáforas formidables y, al final, eres incapaz. ¿Cómo describir lo más intríseco de tu esencia con la limitación del lenguaje verbal? ¿Cómo describir lo divino que hay en ti con fundamentos materiales, con estructuras mentales exclavizadas por las tres dimensiones en las que nos movemos normalmente? No puedes. Por eso cuando una persona te pregunta que sientes al conectar contigo, al vislumbrar algún atisbo de consciencia, te quedas sin palabras. Sólo si tú interlocutor ha podido pasar por una experiencia similar podrá entenderte, sin que le hables. Los corazones hablaran en silencio mientras las bocas permaneceran calladas. ¿Por qué? Es el sentimiento el que se manifiesta y no hay nada en si mismo comparable a sentir de verdad. Sentir tú. Amar tú, contigo. En ti están todos los mimbres para construir el palacio de amor infinito que sin saber deseas desde que vienes al mundo. Tú eres el creador de tu vida. El arquitecto, el albañil, el carpintero, el pintor, el escritor... lo que quieras ser, de tu obra. No te metas en la de los demás en la tuya tienes trabajo de sobra. Limitate a permanecer alerta, atento, despierto, consciente, y así la obra maestra de tu vida crecera y crecerá hasta el infinito, y más alla.
25/01/2008 17:38. juanluna #. Espiritualidad No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris