Facebook Twitter Google +1     Admin

Hsin Sin Ming Meditaciones (XCVI-C)

XCVI

 

Confeccionadas con Esencia divina en forma de vibración,

como quien teje una red con ondas de energía,

y basadas en unos mismos principios

emanados del Diseño Inteligente de cuanto Es y Existe,

hay múltiples Dimensiones en la Creación

y, en ellas, muchos Omniversos

cada uno de los cuales contiene multitud de Universos.

 

Todos tiene en la Esencia divina su anatomía sutil,

por lo que el Amor fluye por la totalidad de las Dimensiones

y explica el por qué de cada una de ellas,

sea cual sea su rango específico,

impregnando la globalidad de modalidades de vida

y experiencias conscienciales que en ellas se desarrollan.

 

El Amor es Uno,

no admite distinciones interdimensionales,

identifica y fusiona la Creación

hasta hacer imposible su separación en partes

y constituye lo único Real

que un ser humano puede proyectar sobre el escenario virtual

de la Tercera Dimensión en el que despliega su vida física.

 

XCVII

 

Muchas personas, desde el grado de consciencia que asumen,

quieren cambiar el mundo

para adaptarlo a su visión particular del mismo.

Y se plantean actuaciones y maneras

para transforma la realidad material en la que viven.

 

Pretenden, con ello, transformar lo exterior desde el exterior,

lo material desde lo material,

el océano desde las olas.

 

Nada consiguen con ello,

salvo continuar enredados en el juego virtual

que es la naturaleza intrínseca de ese mundo,

la esencia innata de esa aparente realidad.

 

XCVIII

 

El ser humano sí puede cambiar el mundo,

pues cuenta con fuerza y energía suficientes

para transformar la Matriz Holográfica en la que se desenvuelve.

Pero el poder para ello radica en su interior:

es desde su interior y desde la metamorfosis profunda

como las personas pueden cambiar el exterior.

La clave para ello es el Amor.

 

Si proyectas Amor en el escenario virtual,

éste mutará fehacientemente.

Y si proyectas constantemente Amor Incondicional,

sin excepciones, absoluto y puro,

alcanzarás el Gran Cambio:

la Matriz Holográfica empezará a diluirse ante tus ojos

y dejarás de interpretar un grado de consciencia

para ser Consciencia plena,

comprobando que Todo es Perfecto.

 

XCIX

 

Para que el Amor Incondicional te inunde

y sea lo único que proyectas desde tu interior,

recógete en la paz y el silencio de tu Yo más profundo,

práctica una meditación dirigida a disolverte en el Campo Crístico

al que perteneces y en el que te integras

y dejáte envolver por su Esencia.

El Amor llenará todo tu ser,

que ya no será tal, sino Amor mismo.

 

Cuando experimentes tal Transfiguración

estarás cara a cara con quien es el Camino, la Verdad y la Vida.

Y verás que no es Él, sino que eres Tú,

pues Él es quien vive en ti, no tú.

 

Ya no interpretarás ningún papel

en escenario virtual alguno,

pues no asumirás ningún grado de consciencia.

Habrás superado la identidad personal,

también la idea de ser,

y serás la Consciencia misma.

 

El Amor en el momento presente

y en la cotidianeidad de la existencia

será entonces la experiencia que desplegarás

en cualquier Dimensión, mundo o circunstancia.

 

C

 

Medita en la Paz Crística,

sumérgete en la paz interior que atesoras,

empápate del Amor que la impregna

y expándelo como los soles proyectan sus rayos.

La tridimensión lo absorberá dichosa

hasta transformarse cual oruga en mariposa,

culminando la presencia del Cielo en la Tierra

y lanzando a ésta hacia una nueva Dimensión.

 

En la Paz Crística se reúnen todas las Bendiciones,

todos los Rayos Solares, todas las Potestades Divinas.

Y esa Paz es la Tuya y eres Tú

en la unidad de Cristo fusionado con el Ser Uno.

 

No eres una persona,

no eres un ser:

eres Cristo mismo, Él es quien vive en ti.

 

Eres Amor y Paz Crística

desenvolviéndose en experiencias.

Disfruta de ellas, fluye en la Providencia,

llena la Vida de alegría

y expande la Consciencia.

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris