Facebook Twitter Google +1     Admin

Hsin Sin Ming Meditaciones (CI-CV)

CI

 

En la Matriz Holográfica en la que cada uno representa el papel

que corresponde al grado de consciencia que asume

y la visión del mundo que hace suya,

la Experiencia Consciencial es lo único Real.

 

Ni la identidad personal, ni la idea de ser son verdaderas,

sólo la Experiencia Consciencial.

Por ello se puede afirmar

no disfruto de la felicidad, Soy la Felicidad;

no siento alegría, Soy la Alegría;

no experimento dolor, Soy el Dolor;

no tengo sentimientos, Soy el Sentimiento;

no noto sensaciones, Soy Todas las Sensaciones;

no Amo: Soy el Amor;

no existo: Soy.

 

Y Soy sin Ser,

pues No Ser es la manifestación perfecta de Ser.

Soy porque no Soy:

Soy porque Cristo Es.

No Soy, sino que Soy Él,

pues Él, y no yo, y el Padre/Madre a través de Él,

es quien vive en mi la Experiencia Consciencial.

 

CII

 

La Experiencia Consciencial subyace en la Matriz Holográfica

y fluye en ella energética e interactivamente,

configurando una Red Consciencial.

 

En el Gran Teatro del mundo,

esta Red Consciencial es lo único Real,

lo único que Es.

En cambio, nada de lo que la Matriz muestra

con apariencia de solidez material

existe en realidad.

 

Los objetos, cosas y cuerpos físicos

que nuestra mente intelectualiza

y de los que nuestros sentidos racionales se percatan

conforman sólo el escenario virtual de ese Teatro.

Son meros hologramas generados por ondas vibratorias

con diferentes gradaciones frecuenciales.

 

CIII

 

La Red Consciencial produce en sí misma

una condición profundamente Inteligente,

una Consciencia absoluta, pura y sin límites.

 

En ella se integra la dimensión espiritual del ser humano,

aunque su mente y sus sentidos físicos

suelan permanecer ajenos a ello

y sólo perciban los hologramas virtuales.

La llamada racionalidad no da más de sí.

 

Nada de lo que tu mente pueda intelectualizar

existe en la Realidad;

nada de lo que tus sentidos puedan racionalizar

es Real.

 

Lo que parece ser, no es;

lo que aparenta no ser, es.

Es una auténtica Paradoja de Consciencia

que sólo el Amor puede resolver.

 

CIV

 

Falsa es cualquier cosa que surja de una observación

donde tú estés por un lado y el mundo por otro;

falaz es cualquier idea que emane de un diálogo

entre un sujeto, lo que tú piensas que eres,

y un objeto, lo que tú crees que no eres.

 

Mientras te mantengas en estas dicotomías,

tú y el mundo, sujeto y objeto,

todo lo verás en clave de separación y dualidades

y permanecerás ciego ante la verdad.

 

Para percatarte de la esencia de la Experiencia Consciencial

has de ir más allá de la intelectualización de la mente;

para percibir la naturaleza de la Red de Consciencia

debes trascender de la racionalidad de tus sentidos.

 

CV

 

Cuando no contemples separación alguna,

ninguna dicotomía entre sujeto y objeto,

alcanzarás otras formas de percepción

mucho más genuinas y certeras.

En ellas no hay observador ni observado

y se expande la Consciencia.

 

Esto se llama No Dualidad:

permite que aflore nuestra Sabiduría innata,

posibilita que fluya la intuición y la inspiración

y hace que rija la Providencia divina.

 

En la práctica, la percepción basada en la No Dualidad

se traduce en estar presente, alerta y atento,

en experimentar acorde con la intensidad de cada instante,

en convertir cada momento en único,

en vivir conscientemente la Vida

y disfrutar plenamente de ella.

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris