Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2010.

Hsin Sin Ming: Meditaciones (XXXVI)

Sigue la naturaleza de las cosas,

sin que tus pensamientos se aferren a ella,

sin juicios ni preferencias.

En caso contrario,

te desviarás de la verdad

y te sumirás en el malestar interior

derivado de negar tu propia Esencia.

01/04/2010 00:39. juanluna #. Meditación;Hsin Sin Ming;Emilio Carrillo No hay comentarios. Comentar.

Hsin Sin Ming: Meditaciones (XXXVII-XXXIX)

XXXVII

¿Dónde está el Ser?;

¿lo puedes acaso guardar?;

¿permanecerá o se irá?.


El Ser en ninguna parte está

y en todas Es.


En todos lados y en ninguno te espera

para unir Su naturaleza a la tuya,

desencadenarte de los problemas

y proporcionarte la libertad que Él Es.

XXXVIII

No canses tu mente

agotándola con disquisiciones vanas

acerca de qué es real y qué no lo es,

sobre qué significa aceptar y qué rechazar.


Las conjeturas y ficciones desgastan la mente

y su malestar fatiga el alma,

alejando su vibración de la del Espíritu.

¿Para qué huir de esto y acoger aquello?.

XXXIX

Si quieres conocer al Ser Uno,

tu propio Ser,

no detengas tu experiencia sensorial,

ni albergues ningún prejuicio

contra los objetos de los sentidos,

sea cual sea su condición o clase.


Cuando no los detestes más,

ni los enjuicies, ni los etiquetes,

alcanzarás la iluminación

y la proyectarás en tu cotidianeidad

sin acordarte siquiera que disfrutas de la misma.

05/04/2010 17:36. juanluna #. Meditación;Hsin Sin Ming;Emilio Carrillo No hay comentarios. Comentar.


El traje

  Alineados en el montaje cotidiano que nos absorve perdemos el amarre de lo auténtico. Nos vamos a lo complicado. Nos gusta complicarnos. Nos quejamos. Claro reflejo de que el recuerdo está aun lejano. Pero no, ¡está aquí! Quitémosnos la maraña del aturdimiento que nos acompaña por norma. Despidámonos de conceptos que no hacen que otra cosa que estorbar, llenarnos de imágenes preconcebidas sobre lo que es, sobre lo que somos, sobre lo que debemos ser. Ya es la hora de disipar el velo de la ignorancia que nos acompaña. Que se ha agarrado a nuestro cuello como un estrangulador ansioso y no nos deja respirar la Vida, la Esencia, la Unidad, la Divinidad. Juicios, etiquetas, parafernalias, una y otra vez caemos y nos vestimos con un traje que ya está más que deshilachado y lleno de agujeros de inconsciencia. ¡Ya es la hora! El nuevo traje ya está listo, a nuestra medida, nos sienta como un guante ¿a que esperamos para ponernoslo? En realidad, siempre ha estado ahí, esperando que llegaramos, que tuvieramos ojos para verlo. Es el traje de la libertad, de la consciencia, de la sabiduría, del Amor Incondicional. ¿No os habéis dado cuenta de que ya lo llevaváis puesto? Ya se que no. Los retazos de ese traje viejo lo tenían bien oculto. Así que ya sabéis, dejémonos de remiendos sobre un patrón de diseño que ya está más que obsoleto. Compartir, Dar, Recibir, Amar..., estos son los colores del nuevo tejido. Si lo quieres, aquí lo tienes, sólo tienes que elegirlo.

06/04/2010 21:14. juanluna #. Espiritualidad No hay comentarios. Comentar.

Saint Germain:"No sé en qué estáis pensando"

Yo soy vuestro hermano Saint Germain del Rayo Violeta de nuestro Padre Eterno, Yahveh, que viene a vosotros para recordaros lo que venimos diciendo siempre. Estamos en un proceso terminal de cambio, donde lo viejo morirá y lo nuevo prevalecerá. Estáis dormidos y no sabéis lo que se avecina. Estáis apáticos y no sabéis lo que se avecina. Así que, hermanos míos, no sé en qué estáis pensando. De verdad. No lo sé.

Ánimo y estad constantes en el trabajo de ascensión que no es otro que el dedicaros a mirar con amor la libre expresión del caos interno y externo que se forma en perfecto equilibrio, donde no existe el fracaso ni el éxito, sino el amor que pongáis, la apertura desde el corazón a vuestras inquietudes, molestias, dolores, extrañezas, ansiedades, miedos, etc., para ser sentidos por vosotros y para sentir vuestras partes llamadas a ser un Todo en vosotros.

Simplemente, sentid, amad, dejad. Porque es en medio de toda la tormenta como, vosotros, cerrando los ojos y sintiendo el amor por toda la vorágine interna y externa, sanaréis la tempestad, abriéndose mágicamente vuestro cielo y brillando para vosotros la luz del Sol. Este es el secreto del juego. Lo único que ocurre es que hay que ser valientes para parar, mirar, sentir, reconocer y amar con tan sólo un gesto y una mirada, sin involucrarse y sin drama alguno en uno sólo de vuestros movimientos. Este es el secreto de este juego de la dualidad. Este es el secreto de este maravilloso juego, que tanta pérdida y olvido ha ocasionado a este mundo y a muchas almas.

Así que, por favor
acometedlo, porque si no lo hacéis, lo padeceréis. Ya os lo estoy diciendo. Acometedlo. Ánimo y benditos seáis desde el corazón de Adamus Saint Germain, vuestro hermano y regente del proceso de vuestra amada Madre Gaia. Gracias y benditos seáis.



Mensaje de Adamus Saint Germain: “No sé en que estáis pensando”
Mensaje Transmitido por Telepatía Cósmica para Ser Comunicado al Mundo
A través de RAFAEL
http://rafael-mensajes-canalizados.blogspot.com

08/04/2010 00:19. juanluna #. Canalizaciones No hay comentarios. Comentar.

Hsin Sin Ming: Meditaciones (XXXX-XXXXII)

XXXX

El ignorante se pone trabas a sí mismo

y se encarcela en un grado de consciencia

que defiende con vehemencia,

blandiendo opuestos y dualismos

para sostener sus tesis y antitesis.


El ignorante se implica emocionalmente,

ve diferencias en todas partes

y divide el mundo en función de su particular grado de consciencia.

Se encadena a sí mismo en tal grado

y rechaza aquella parte de la Vida que no considera suya,

pues no agrada a sus juicios, criterios y opiniones.


El ignorante llama bueno y bien a lo que considera adecuado;

y a lo que no, malo y mal.

Denomina amor a sus afectos y predilecciones;

a lo que carece de estos, su amor no llega ni pertenece.


XXXXI

El sabio ve todas las cosas como parte del Uno

y disfruta la Consciencia Perfecta:

no se identifica con grado alguno de consciencia

y es la Consciencia misma, en todos sus grados y en ninguno.


El sabio conoce que la Consciencia Perfecta

no es el grado más elevado de consciencia,

sino ser al unísono y sin fisuras todos los grados posibles.

No se encarcela en un grado del termómetro, por alto que sea,

sino que se sabe la Temperatura.


El sabio actúa y parece que no lo hace,

ya que en es en la no-acción como se produce su acción.

Aparenta estar en quietud, pero es movimiento;

aparenta estar en movimiento, pero es quietud.

Práctica el arte de no hacer nada;

y así es como hace Todo.


El sabio actúa sin emoción,

pero se Conmueve en Compasión,

desbordado de Amor Incondicional.

Lo que es su Ser: Amor


XXXXII

Las cosas no conocen distinciones.

Las valoraciones y opiniones

nacen de nuestro apego;

y éste de nuestro ego, nuestro pequeño yo,

que es sólo una creación mental.


Todas las cosas son iguales en su Esencia,

y en ella se unen con nuestro Yo Verdadero,

creación divina y base de nuestra divinidad.

Aferrarse a unas y abandonar otras es vivir en el engaño.


Si discriminas, te pones en manos del ego

y, por tanto, de los juegos de la mente.

Si unificas, tu vida es impulsada por el Yo Verdadero

y, por tanto, por tu divinidad.

09/04/2010 12:54. juanluna #. Meditación;Hsin Sin Ming;Emilio Carrillo No hay comentarios. Comentar.

Hsin Sin Ming: Meditaciones (XXXXIII-XXXXVII)

XXXXIII

Pretender tomar el Yo Verdadero para servirse de Él

es el mayor de los extravíos del ego.

Es así como el pequeño yo

crea ilusiones que califica de espirituales,

entrando y saliendo en el supermercado espiritual.


La espiritualidad no son normas de sentido común,

que deberían aplicarse a la organización social

o al estilo de vida;

tampoco son las energías y chakras

que conectan al ser humano como en el entorno y el Cosmos,

que se subliman en clave espiritual debido a la ignorancia.


El Espíritu es el Ser.

El Ser es Todo, Es y No es.

Espiritualidad es sentir el Ser

y sumergirse en él siendo lo que se Es

y lo que no se Es.


XXXXIV

La ignorancia origina todas las formas de dualismo;

inventa la oposición entre el reposo y el no-reposo,

entre la calma y la inquietud,

entre la quietud y el movimiento,

entre el bien y el mal,

entre lo bello y lo feo,

entre lo fino y lo tosco,

entre yo y tú.


Todas las dicotomías son fruto de la ignorancia

y de las ficciones mentales.


XXXXV

La mente no es ecuánime, ni consigo misma ni con nada;

tiene prejuicios en favor y en contra de sí y de todo.

Nada puede ver objetivamente,

es ciega ante lo Real.


Ser es lo único Real.

Está más allá de toda noción de bien y mal,

más allá de los opuestos.


La iluminación destruye todo apego,

toda ficción, toda dualidad;

es ajena a cualquier aversión.


XXXXVI

Visiones en sueños, flores de aire:

¿por qué esforzarnos en recogerlas?.

¡Qué la ganancia y la pérdida,

lo verdadero y lo falso

desaparezcan de una vez por todas!.


XXXXVII

Los ensueños son ilusiones

y las flores nunca brotan en el cielo;

son invenciones de la imaginación

y no merecen ser considerados.


Ganancia y pérdida, correcto y erróneo,

éxito y fracaso, rudo y fino,…

¡Deja que se vayan todos!.

Son flores en el aire

y la confusión nos atenaza cuando nos aferramos a ellas.

18/04/2010 00:15. juanluna #. Meditación;Hsin Sin Ming;Emilio Carrillo No hay comentarios. Comentar.

Sumergiéndome en profundidades

  Sumergido en las cuestiones de la cotidianidad me despierto de la dormidera generalizada intentando no entrar en juicios que oscurecen la expresión de mi mismo. Multitud de acontecimientos se manifiestan en el vivir para hacerme consciente de que cada paso es igualmente importante. El desparrame de informaciones desinformadas es tal que, a veces, cultivar el discernimiento innato de nuestro ser se vuelve una tarea harto complicada. Acudo a la sencillez, a que lo que existe es una muestra de una dualidad manifiesta que nos lleva a elegir. La elección es el disparador de tu creación constante, el agua de tus campos de amor regante, el pensamiento echo arte. Sí, eliges, estás constantemente eligiendo y eso es inevitable, incluso no elegir es una elección que se contradice a sí misma en la palabra pero no en el acto que hay detrás de ella. Es como los carteles que prohiben fijar carteles en esos muros vacíos de anunciantes que vemos por las calles ¿no son acaso ellos mismos una supuesta contradicción?

  La "realidad" se nos llena de historias que nos muestran una y otra vez la experiencia dual de esta tercera dimensión de la materia en la que "vivimos". Que si los presupuestos de aquí o de allá, que si el volcan de Islandia con su dichosa nube, que si Garzón es o no es, que si actos de democracía o de antidemocracia, que si la trama Gurtel, que si el sistema financiero, que si el desempleo no tiene fin, que si la culpa es del gobierno, que si la culpa es de los bancos, que si el PP o el PSOE, que si la iglesia y los sacerdotes pederastas, que si el velo o el no velo, que si los crucifijos o no en las aulas...etc una y otra vez vueltas y vueltas a la misma tuerca. Y todo, ¿para qué? para acabar constantemente diciendo u oyendo por doquier lo que Camilo Sesto cantaba en su canción "Melancolía": "Y ya no puedo más, ya no puedo más, siempre se repite la misma historia [...] estoy harto de rodar como una noriaa"

  Todo es lo mismo y no puede ser más que lo que es, siempre ha sido y siempre será. Manifestación continua de un grado consciencial existente (el nuestro). Si nuestro grado consciencial cambia la manifestación cambia. Y esto amigos ya se está produciendo. Sólo hace falta pararse a ver algo más allá de la cáscara, dejar la superficie y adentrarse en las profundidades, sin miedo, con confianza en nosotros mismos, en lo que somos y siempre seremos, una expresión de la Divinidad, eternos, luminosos, amorosos. Esto es lo que se ve en todo ser humano cuando uno se adentra en las profundidades. Lo demás es futil, es cambiante, y no es ni más ni menos valido, está y existe porque tiene una razón para existir, el servirnos de instrumentos para nuestro autoconocimiento. No necesitamos que no digan lo que es la vida. Somos vida. Salgamos a verla y a vernos por nosotros mismos con los ojos de la sabiduría. La sabiduría que reside en el Amor Incondicional y su plena expresión en todo lo que existe. El equipo de buceo para llegar a las profundidades ya lo tenemos, siempre lo hemos tenido, así que ¡adelante! Entonces lo descubriréis. Desapareceran los juicios, las discusiones, las etiquetas... cada uno a su ritmo, en su momento, y nuestro mundo será otro.

22/04/2010 21:05. juanluna #. Opinión No hay comentarios. Comentar.

Hsin Sin Ming: Meditaciones (XXXXVIII-LII)

XXXXVIII


Si el ojo no duerme,

los sueños se desvanecen por sí mismos;

si no te pierdes en las diferencias y dualidades,

la aparente multiplicidad queda absorbida en la unidad,

en la identidad única, en la Esencia, en el Ser.


Permanece alerta;

mantén tus ojos bien abiertos

y no formules juicios ni discriminaciones.

Desaparecerán las perspectivas ilusas

y todo será como verdaderamente Es.


XXXXIX


La creencia en las casualidades

se debe a la ignorancia.

En cuanto a las causalidades,

si captas las cosas desde su íntima esencia

se diluirá el mundo de causas y efectos.


Si interiorizas la unidad de cuanto existe,

verás que tu eres causa y efecto de Todo.

Te liberarás de la cadena de sucesos,

retornarás al origen.


Cuanto eres y te rodea

fluye en una única identidad

y comparte una misma naturaleza primigenia.


L


No te pierdas en el laberinto de las comparaciones,

de los dualismos, de las discriminaciones.

Todo es simple y directo; bello y maravilloso.


No busques el por qué

donde sólo existe el Ser,

que Es y No Es,

pues Todo Es.


Si la quietud se pusiera en movimiento,

cesaría el movimiento,

pues no habría quietud.

Si el movimiento se transformara en quietud,

dejaría de haber quietud,

pues no habría movimiento.


¿Tanto te cuesta entender algo tan sencillo?;

¿tanto te cuesta percibir tu propia Esencia?.


LI


Los límites de lo último

no lo fijan ni leyes ni reglamentos;

el fin último de las cosas

no está limitado por reglas, ni medidas, ni creencias.


Todo está dentro del Uno,

por eso es finito e infinito.

En la Unidad no hay centro ni fronteras,

por eso Todo es acá y Todo es allá.


Si tu alma vibra en la frecuencia pura del Espíritu,

volará libre por la infinitud del Uno,

fuera de cualquier frontera.

Y cuando voluntariamente se pose,

donde lo haga será el acá

y definirá la finitud.

Cuando vuelva a volar, ese acá será el más allá

y la finitud se transformará en infinitud.


Como el tiempo no existe,

en el ahora, en el momento presente,

el alma vuela y no vuela,

por lo que a la par hay acá y más allá,

finitud e infinitud.


Si intentas ver las cosas desde una sola perspectiva,

la del acá o la del allá, la finita o la infinita,

el alma dejará de vibrar en la armonía del Espíritu

y su vuelo y no-vuelo será mera ficción.


LII


El Ser carece de modelo y no alberga pautas,

nada sabe de dualidad ni de separaciones,

nunca se fragmenta y jamás es parcial.

Mantén siempre esta certeza,

porque esto eres Tú y es tu Vida.


Tu Ser no tiene dudas, ni las necesita.

Los interrogantes surgen de la dinámica reactiva de la mente;

las vacilaciones, del miedo y la ignorancia.

Poda las dudas que te enredan,

prescinde de los interrogantes que te atenazan,

elimina las vacilaciones que te limitan

y ¡Ama!,

Ama inmensamente en el momento presente.


Confía radicalmente en Ti

y plenamente en la Providencia, pues ella eres Tú mismo.

Ser y Providencia:

nada hay que rememorar, ni programar.

Ser y Providencia:

nada hay que perder, ni que ganar.

Ser y Providencia:

nada te es imposible.

La Creación es tu Hogar

y no guarda para Ti ningún secreto.

25/04/2010 17:56. juanluna #. Meditación;Hsin Sin Ming;Emilio Carrillo No hay comentarios. Comentar.

Alimentarse de energía

Investigando por la red me encontré con el tema de los que se denominan "pránicos", que son las personas que se alimentan única y exclusivamente de la energía existente en el todo y principalmente de la que nos proporciona el Sol. Ya por noviembre del pasado año me cruzé en mi camino con personas que practicaban una técnica denominada `"sungazing", cuyo precursor es Hira Ratan Manek, y que consiste basicamente en alimentarse de la radiación solar. A través de un proceso progresivo de observación continuada del Sol en las horas más adecuadas (al amanecer o en el ocaso) se consigue abastecerse de la energía necesaria con lo cual la necesidad de ingerir alimento desaparece, pasando a ser algo unicamente optativo. Por otro lado un argentino llamado Victor Trubiano, asegura llevar tres años sin comer y algo menos sin ingerir ningún líquido, alimentandose única y exclusivamente del "prana" (energía que está presente en el Todo). En fin, reflexionemos todos y cada uno y seamos conscientes de que somos mucho más de lo que creemos ser, que en la mayoría de los casos no hacemos más que autolimitarnos y que un sistema, en el que vivimos, basado en etiquetas, formulismos e intereses egoicos está condenado a su extinción.

26/04/2010 01:23. juanluna #. Espiritualidad No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris