Facebook Twitter Google +1     Admin

Mensaje desde dentro de ti mismo

Lo único importante en los momentos actuales es mantenerte en la sintonía y la frecuencia del Amor. Ni más, ni menos.

Esto significa permanecer la mayor parte posible de cada día en paz, alegría e íntima armonía; llenar de Amor todo lo que te rodea; evitar los dualismos, divisiones y confrontaciones y constatar la belleza de la Creación y la Perfección de cuanto Es; disfrutar de las energías que llegan a la Madre Tierra y de las que emanan de ella y de ti mismo; y comprobar y experienciar el significado, la potencia y la hermosura de los tiempos actuales, que están trayendo el Cielo a la Tierra.

Todo lo demás es ruido y confusión del ego: vanidad, sólo vanidad. Dispones de toda la Sabiduría, innata en tu ser interior como Hijo del Padre que eres. Se irá  desplegando ante tus ojos físicos y abriéndose a tu mente de la mano de la Providencia divina y al compás de tu propia evolución. Todo está cumplido y el Cambio va a acontecer. De hecho, ya está aconteciendo. Es una Metamorfosis interior (espiritual, consciencial, energética, vibracional) de la Tierra, la Humanidad y cada ser humano.

En cuanto a los impactos exteriores del Cambio (sus efectos físicos y materiales en tu vida y en el planeta) no están escritos ni predeterminados, pues dependerán precisamente de como se desenvuelva el proceso interior. Asistismos al parto de una Nueva Tierra y una Nueva Humanidad. Y en un parto siempre hay contracciones y dolores. Pero, como en todo parto ocurre, la intensidad de estos será mayor o menor en función de cómo nosotros mismos vivamos la experiencia. De ahí la importancia de que te mantengas con la llama de Amor viva, bien puesta en el más profundo centro del alma, y en la mayor armonía posible.

Para ello, haz una vida sencilla y lo más libre de cargas posible; minora el ritmo y la agenda con los que afrontas cada jornada; coloca espacios de silencio (oración, meditación,…) en tu cotidianeidad; calibra con sentido común cuales son tus verdaderas necesidades y cúbrelas con asuteridad; evita el batiburrillo de las opiniones y discusiones y no enjuicies a los demás ni a ti mismo; comprende y asume que no se trata de luchar contra el viejo mundo, sino de Crear un Mundo Nuevo; busca la compañía de los amigos y seres queridos con los que eres más feliz; apoya y ayuda en la medida de tus posibilidades a quien lo necesite; y ten absoluta confianza de que todo lo que suceda en tu vida y en la de los demás y en el devenir del planeta y de la Humanidad, todo sin excepción, se orienta y se inscribe en un proceso de Cambio personal y colectivo realmente maravilloso.

Alégrate, vive y comparte en paz, equilibrio, libertad y gozo, no te inquietes por nada y procura ser receptor y emisor de la esencia crística que en todo se halla y en tu intimidad bulle. Ilumina con ella tu interior y cuanto está a tu alrededor, proyectando bondad, ternura, belleza y Amor, mucho Amor.

El Ahora está impregnado de Dicha; el Aquí, lleno de Bendiciones. Abre a ellas tu Corazón, borra del mismo cualquier atisbo de ira, culpa, resentimiento, resignación o rencor y disfruta... ¡disfruta de un viaje en el que como equipaje sólo necesitas Amor!

Dame tu mano, que juntos vamos a Saltar hacia el mundo que tanto hemos deseado y, por fin, hemos decidido Crear.

Con Amor.

Fuente: Emilio Carrillo.

23/09/2011 20:56. juanluna #. Nueva Cosciencia

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris