Facebook Twitter Google +1     Admin

Abandonarme a lo que soy para dejar de ser

El manifiesto de lo que no es está concluyendo su epitafio.

Y en los estertores del fallecer

amanezco y renazco.

A la vida real del que no tiene nombre,

del que es todo y nada al mismo tiempo.

Al absoluto despierto,

y cuando duermo

es para ver lo que los ojos abiertos me han ocultado.

Mis brazos se hacen uno en el abrazo entregado.

Al amor, al humano, a todo el que se cruze por mi lado.

Y callo.

Callo para hablar con el silencio como única palabra.

Callo para decir lo que no puede ser dicho de otro modo.

Callo para decirte calla.

¡Callémonos juntos!

¡Cállate a ti mismo!

para poder oírte

como nunca te has oído.

Y Ama. Ámate. Ámame. ¡Ama!

Encontrarás el Amor absoluto,

y verás, verás que lo llena todo,

verás como te llenas de todo.

Eres el Todo.

De lo más pequeño a lo más grande

se halla en ti representado.

¡Vívelo! ¡Siéntelo! ¡Ámalo!

Reconócete en la vida para ser Uno

soltando amarras que ningunean tu existencia.

Abandónate, abandóname,

me abandono.

Abandonarme a lo que soy

para dejar de ser

y darme cuenta así

que siempre he sido.

 

21/09/2013 10:50. juanluna #. Espiritualidad

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris