Facebook Twitter Google +1     Admin

Soy sanador

  Uno de los asistentes a la conferencia que di el pasado día 22 en el Círculo Mercantil de Sevilla me comentaba que había sido muy valiente al hablar de ciertas cosas de las que hablé y decir abiertamente que soy sanador. Yo le respondí que no había hecho nada especialmente destacable ya que me había limitado, como no puede ser de otra manera, a compartir mis experiencias con el público asistente. El hecho de decir "soy sanador" es para mí algo natural ya que así me siento y así lo he experimentado, tanto conmigo mismo como con los demás. Esto, sin embargo, no deja de ser algo que podía quedar en el ámbito de lo meramente anecdótico, queridos lectores, ya que, aunque no lo creáis, todos somos sanadores, todos sanamos. Con mayor o menor consciencia de ello, eso sí, y ahí es donde evidentemente reside la "diferencia", en el nivel de consciencia de cada cual. Reconocer esta diferencia no es establecer distingos (de ahí las comillas) sino que es el primer paso para darse cuenta de que, en realidad, no existe. Y ustedes me dirán ¿Cómo es posible que reconocer una "diferencia" te lleve a darte cuenta de que no existe? En principio parece una contradicción ¿no creen? Pues no es así. El reconocerse (volver a conocerse), el aceptarse, indica que estás ya en el viaje consciente hacia lo que eres, hacia lo que es. Siempre has sido y siempre serás. Simplemente ocurre que para vivir esta experiencia terrena hemos adoptado un manto de olvido necesario para así poder crecer en experiencias de autoconocimiento y evolucionar. No obstante, una vez empiezas a vislumbrar el ser, una vez empiezas a rasgar las vestiduras de la inconsciencia de ti, del ahora, de tu conexión con todo y con todos, la vida se transforma.

  Soy sanador y, como yo soy tú y tú eres yo, tú también lo eres. Existen potencialidades, es verdad. Unos están más "dotados" que otros para ciertas actividades, ocupaciones o trabajos. Se parte de un determinado estado, de una determinada vibración, de una determinada frecuencia energética, y esto, sin lugar a dudas, determina la manifestación de según que acontecimientos. Pero eso no quita el que te sanes y ayudes a los demás a autosanarse. La llave es universal y se llama Amor Incondicional. Abriéndose a dar y recibir en el aparentemente sencillo acto de un abrazo consciente ya estás obrando el milagro, porque tú eres el milagro.

Abrazos a todos.

05/03/2010 19:30. juanluna #. Espiritualidad

Comentarios > Ir a formulario



gravatar.comAutor: Jesus

Hol esta es mi pregunta
hoy mi padre me dijo que de chico yo fueron a un lugar de sanadores al entrar un curandero le dijo que yo tenia un alo de luz que tenia el poder de curar y a lo que me menciono le platique que mis heridas sanban rapida mente
y que podia disminuir e incluso quitar el dolor de mi cuerpo tambien que en las yemas de mis dedos sentia fluir enerjia que podia controlar no de ver sino que la sentia fluir tanto aci que mi hermana estaba enbarasada y llo consentraba esta energia y tocaba su vientre con lis dedos y su bebe se mobia eso se me acia raro a lo cual siempre tube miedo de decirle esto a alguien a temor de que me dijieran loko espero puedas resolber mi duda de si en verdad mi destino es ser sandor o solo es lokura mia saludos A i mi edad es de 17 años de ante mano gracias

Fecha: 08/12/2012 01:59.


Autor: Juan Luna

Hola Jesús, en primer lugar no tengas miedo porque estas experiencias que me cuentas no son mas que manifestaciones de algo que es real. Confia y siente y asi podrás y desarrollar esas habilidades por tu bien y el de todos. No te preocupes ni del cuando ni del como. Tú vive el presente con alegría y aceptación, y todo llegará a su debido tiempo. Un abrazo

Fecha: 08/12/2012 14:47.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris