Facebook Twitter Google +1     Admin

Polaridad-Dualidad-Unidad

  Las manifestaciones de la "tormenta energética" que vivimos se suceden por doquier. Las vidas se sacuden. Los cuerpos se transforman, se limpian, se purifican. Los ciclos se suceden y las frecuencias acuarianas se hacen cada vez más evidentes. Mientras tanto, nosotros, barcos que navegan en el infinito mar de luz de la existencia, nos perdemos y encontramos al unísono. Porque para encontrarse es necesario perderse primero. Tener consciencia de lo que es vivir perdido, dormido en ilusiones prefabricadas por mentes y seres ignorantes de la esencia que es el motor de todo lo que existe. Nuestros cuerpos físicos se quejan, las resistencias se resisten y eso, a veces, duele y mucho. Pero lo que más duele es que a pesar del dolor dolido no se ve más allá de lo "vivido". El engranaje de lo ilusorio está tan asentado que es dueño y señor de la visión que de sí misma tiene la humanidad. Sin embargo, esto no es más que un proceso, hermanos. No se puede dejar de ser lo que se es por mucho que nos empeñemos en intentarlo. Y más pronto o más tarde ocurrirá. Nos encontraremos. Seremos Uno. Sabremos ver la verdad en medio de la sarta de mentiras imperante. Y la mentira desaparecerá.

  Es duro encontrarse con hermanos que dicen llevar el Amor por bandera y sin embargo viven en el olvido de su Ser, sin saberlo. Sus actos no unen, no crean armonía, desequilibran, dividen... y esto es un claro reflejo de su ignorancia. No obstante estos hermanos son también yo, son tambien nosotros y por eso hay que recibirlos con los brazos abiertos, con el corazón abierto, con Amor. ¡Qué difícil es a veces no entrar en juicios! Debemos intentarlo y de intentarlo muchas veces y muchas personas contribuiremos a la transformación de una humanidad que está en marcha y que no admite demora. Los hechos que se producen día a día en nuestra vida cotidiana y que, en la gran mayoría de los casos pasamos por alto, son nuestros mejores indicadores. Nuestros mejores espejos en nuestro camino de aprendizaje, de autoconocimiento, porque en realidad la dualidad no existe. Sí, es un mecanismo adoptado, elegido, en esta tercera dimensión como proporcionador y eje básico de experiencias, pero solo eso. Entonces, la clave está en vivir en la dualidad desde la Unidad.

  Multitud de acontecimientos se están dando de manera muy acelerada que son grandes oportunidades de sanación y de purificación para el ser humano. Los estamos viendo constantemente en los movimientos sociales y económicos que se producen. ¿Y qué me decís de la familia? el eje de nuestra estructura como sociedad. En este ámbito se están abriendo los cofres de los secretos, se están descorriendo los velos de la falsedad, se están identificando los muros del rencor. Para limpiar la "mierda" primero hay que sacarla. Se acabaron los tiempos de dobleces, ocultismos, hipocresías y modales del buen estar, sin ser. El bálsamo del amor es el único que puede curar de verdad todas las heridas. Es el disolvente universal que acaba con toda esa suciedad que ya no puede aguantar más y se muestra sin contemplaciones. ¡Usémoslo! Es muy sencillo. En cuanto lo comencemos a aplicar nos daremos cuenta de lo que somos y que no hay libro de instrucciones que valga porque ya lo sabemos, somos eso, es nuestra esencia. Así que mirémonos, miremos las consecuencias de nuestros actos y así sabremos si vibramos en el Amor (lo que somos, lo que une) o en el Miedo (lo que nos limita, lo que divide). 

14/04/2011 20:51. juanluna #. Nueva Cosciencia

Comentarios > Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris